Noticias y novedades en el blog

Cuando la mitología irlandesa y la gallega comparten recorrido
Publicado por MIGUEL CARVAJAL el March 2, 2016 en Temas variados

Según el Lebor Gabála Érenn, “Libro de las Conquistas de Irlanda”, recopilación escrita de las leyendas orales hecha por monjes irlandeses en el siglo undécimo, la invasión de los Hijos de Mil desde Brigantia fue la última de las invasiones celtas que gobernaría Irlanda. Estos habrían mantenido su poder hasta la llegada de los normandos en el siglo XII más de dos mil años después. Brigantia no es otra que La Coruña o Betanzos.

“La morriña, el dolor de Breogan”. Ya lo dice la letra de la famosa canción de los vigueses Siniestro Total, “Miña Terra Galega”, himno no oficial de Galicia. Este Breogan es el mítico rey celta de Galicia, a veces llamada el “fozar de Breogan” osease el hogar de Breogan. No se sabe bien cuando vivió, ni siquiera si existió, pero la leyenda le ubica en torno al 1300 a.C. En el Romanticismo del XIX se rescató toda esta historia mitológica entroncándola con la identidad gallega actual.

Según el Lebor Gábala Érenn, Breogan habría fundado la ciudad de Brigantia, que los romanos conocieron como Brigaecium o Brigantium, procedente de Escitia, región que circunvala el norte del actual Mar Negro, ahora zona de fricción entre Ucrania y Rusía. El cronista romano Plinio el Viejo nos habla de los Brigaecinos o Brigantinos como uno de los 22 pueblos astures (que no asturianos) en el siglo I. 

Otra versión nos la da el escoces Juan de Fordun en su Chronica gentis Scotorum de finales del XIV que es la primera obra que trata de recoger la historia completa de Escocia. Según Fordun, Breogan, aqui llamado Goidel Glas o Gaythelos, es un rey griego que se exilia en Egipto, donde se casa con Scota, la hija del famoso faraón Ramses. Otras versiones describen a Goidel Glas como hijo de Scota y no como su cónyuge. Las siete plagas de Egipto y la derrota del ejercito cuando Moises separa las aguas del Mar Rojo les habrían llevado a huir a Iberia. El Lebor Gábala Éren cuenta el mismo periplo egipcio pero en la figura de su nieto Golam, luego llamado Mil de Epaine, traducido al latín como "Soldado de Hispania"

Según la versión escocesa Scota es la madre de los galos y los escoceses (Scota - Scotland) y fue ella quien trajo la Piedra de Scone o del Destino, uno de los símbolos de Escocia y que se sigue utilizando a día de hoy en las coronaciones de los monarcas ingleses. Goidel Glas sería según la leyenda el fundador de los celtas de la rama de los godélicos o gaélicos que dominaron las Gran Bertaña o parte de ella hasta la invasión sajona contra la que lucha el mítico Arturo en el siglo V.

Estas leyendas de Breogan, si alguna vez existió, se pueden entroncar con las invasiones de los controvertidos y heterogeneos Pueblos del Mar, a los cuales pertenecería. Estos invadieron en masa las costas orientales mediterraneas por esa época siendo bien recibidos en Egipto que se valió de ellos como mercenarios. Los filisteos por ejemplo, origen del nombre actual Palestina, y que nos sonarán por el Antiguo Testamento eran uno de estos pueblos, empujados a la migración y aventura se cree debido a una serie de hambrunas relacionadas con un periodo de malas cosechas.

Volviendo a Galicia, en ese tiempo y lugar el final de la tierra conocida, el asentamiento fundado por Breogan después de una serie de victorias contra las tribus nativas, correspondería con la actual La Coruña o con la vecina Betanzos. De ahí que uno de los gentilicios aplicado a los coruñeses sea también brigantinos. En su flamante nueva capital tuvo diez hijos de los cuales el más importante fue Ith. Este tenía según la leyenda una vena de curiosidad por el mundo que le rodeaba y buscaba su conocimiento. Todos los días subía a la Torre de Breogan a observar el horizonte. Desde esta estructura, que según algunos es la actual Torre de Hércules (la cual merecería una entrada para ella sola) los días despejados divisaba unas costas verdes en el horizonte y se propuso viajar a ellas.

Este litoral sería la costa irlandesa, localizado a unos 900 kilómetros y en ese momento llamada Inis Ealga. Estaba gobernada por los Tuatha Dé Danann, que según El Libro de las Invasiones eran los quintos conquistadores celtas de la isla. Ith viaja a Irlanda y se encuentra una isla dividida. Los reyezuelos se encuentran en la plaza fuerte de Ailech, hoy en día en Donegal, discutiendo cuestiones territoriales. El mito nos cuenta que Itl les emplaza a no pelear y disfrutar de su bella tierra, lo que estos entienden como una amenaza tendiéndole como resultado una emboscada mortal en su viaje de vuelta .

Antes de continuar debemos hablar de un nieto de Breogan, Golam. Este habría viajado a la ya mencionada Escitia para visitar la supuesta tierra de sus antepasados. Allí casó con la hija del rey pero tuvo que huir como consecuencia de su popularidad y la envidia del monarca. Con una reputación que le precede retorna a Brigantia vía Egipto y se ve envuelto en una guerra contra las tribus o clanes rivales. Su destreza y liderazgo le valen el nombre de Mil o Miled, que significa algo así como "el victorioso". Este sería Goidel Glas en la versión escocesa según algunos.

No se sabe con certeza pero se cree que Breogan ya habría fallecido para ese entonces erigiendose su nieto Golam, ahora llamado Mil, su nuevo rey. Su primera iniciativa sería vengar la muerte de su tío Ith en Irlanda pero el heroe fallece antes de poder embarcarse. La empresa será llevaba a cabo por sus 8 hijos, los “Hijos de Mil” según el Lebor Gabála Érenn.

Uno de estos hijos fue el druida Amergin, muy popular en las leyendas celtas. Cuando el ejercito de Brigantia desembarca en la isla le salen al paso tres diosas o druidas  que rigen el control espiritual de la isla (según otra versión son las esposas de los tres reyezuelos). Estas dialogan con Amergin y llegan al acuerdo de reconocerles como nuevos jefes pero antes deben derrotar en batalla a los Tuatha dé Danann y renombrar con el nombre de ellas a la isla. Una de ellas se llamaba Ériu, de ahí vendría Eire, el nombre gaélico de Irlanda.

Los Hijos de Mil vencen a los locales en la mítica Tara, capital celta de Irlanda. Es aquí cuando según la otra versión las esposas de los tres reyezuelos les ponen como condición a su rendicón incondicional que deben embarcarse de nuevo hasta 9 olas de lejanía (este medida de distancia aún se usa en leyendas gallegas) antes de tomar posesión de la isla. Los bisnietos de Breogan acceden pero cuando están en la mar los druidas enemigos conjuran una tormenta solo atenuada por la Canción de Amergin. Solo tres hermanos sobreviven a la tempestad:  Amergin, Éber y Éremon, que hubieran desembarcado en los actuales Kenmare River y desembocadura del Boyne.

Aún diezmados, vencen de nuevo a los Tuatha, se casan con las hijas de los viejos reyes y se dividen la isla en dos. La paz no habría de mantenerse por mucho tiempo, según la leyenda, Éber hace la guerra a su hermano y pierde por lo que al final queda toda la isla unificada bajo el cetro de Éremon, quien a su muerte reparte el reino entre sus cuatro hijos. Este será el inicio de la dinastia milesiana en Irlanda. El libro de los monjes recoge la continuación del linaje de Breogan y Mil en Galicia o Gallaecia hasta la invasión sueva en el siglo V.

Según algunos historiadores modernos estas historias habrían sido inventadas por los monjes irlándeses en el siglo XII, inspirándose en anteriores autores como Paulo de Osorio, cuyo objetivo no era otro que reconciliar la mitología pagana con la cristiana construyendo una cosmogenesis común. Es en este tiempo es cuando se organiza la iglesia cristiana en todo el territorio europeo en detrimento de los paganos y heterodoxos. 

En las luchas de poder en las islas británicas no fue raro acudir al mito de "los hijos de Mil" para intentar legitimar el derecho al trono. Mediante toda esta visión de la historia se relacionaba al rey con el linaje de Mil y a través de él se llegaba a "demostrar" que el king era descendiente directo nada menos que de Noé y de Adán. Inglaterra invocó esta historía varias veces en la Edad Media y en la Edad Moderna para justificar su invasión y dominio sobre Irlanda.

Por nuestra parte, en España varios reinados de la Edad Moderna (1492-1789) han permitido establecerse a los irlandeses en España, teniendo idénticos derechos que los autóctonos, ya que se nos suponía un mismo origen étnico basándose en toda esta literatura medieval. Desde hoy observamos que es probable que esta hermandad respondiese más a la coincidencia de confesiones, es decir ambos países eran católicos rodeados por reformistas.

Otra teoría más acádemica del origen de Breogan (en caso de haber vivido), le relaciona con las tres grandes oleadas celtas que se sabe penetraron en la península en diferentes tiempos. La dos primeras corresponden a la cultura de Hallstatt cuyo primer periodo es la cultura celta de “los Campos de Urnas” que llegó alrededor del siglo XIII a.C procedente del norte de los Alpes y que dió ciertas peculiaridades al celtismo en la península creando un estrato protocelta arcaico. 

Es esta oleada a la que podría haber pertenecido Breogan y su pueblo. Más tarde, hacía el 400 a.C se produjo la última gran oleada que es la denominada cultura de la Téne. A esta última responde la imagen de los celtas que tenemos a día de hoy. Recordamos que el término "celta" se aplica a pueblos muy heterogeneos que nunca han constituido una única nación unificada sino más bien han tenido similitudes lingüisticas y culturales entre diferentes tribus.

Las conexiones e intercambios entre el norte de la península ibérica y las Islas Británicas ha sido corroborada por una serie de estudios genéticos llevados a cabo por la Universidad de Oxford en épocas recientes. En este estudio se encontraron idénticos fenotipos concretos entre habitantes del norte de la península y las Islas Británicas. Curiosamente estas coincidencias se encuentran sobre todo en la parte occidental de Gran Bretaña así como en Irlanda, estas fueron las zonas de los britanos que se refugiaron en las zonas montañosas cuando la invasión anglo-sajona, contra la que lucha el mítico Rey Arturo. Gales por ejemplo significa "lo desconocido" en idioma sajón. 

Según el estudio los primeros habitantes de las Islas Británicas habrían sido pescadores procedentes del litoral cantábrico llegados hace unos 6.000 años. Este desfase temporal no nos permite unir esta historia y la contada por el Lebor Gabála Érenn pero refuerza la idea de una serie de conexiones y movilizaciones en la arco atlántico.

Otra de estas movilizaciones pero en sentido inverso al citado es la historia de los muchos bretones que huyeron cuando la invasión de sajones y otros pueblos germánicos en el siglo V. Muchos fueron a la Bretaña francesa (de ahí su nombre) o a la zona entre Galicia y Asturias, formando varias comunidades con Diócesis propia. Hoy en día quedan sobre todo en Asturias, topónimos de pueblos como el de Fuente del Bretón, El Bretón u otros dos denominados simplemente Bretones que atestiguan este desplazamiento.

Si pensamos aprender inglés en Irlanda puede no estar de más conocer algo de su historia y su cultura. Aunque probablemente decir que los irlandeses son descendientes de gallegos sea exagerar bastante...

DEJA TU COMENTARIO

Galería de fotos

Tara, la mítica capital celta en Irlanda
Los Hijos de Mil según el Lebor Gabála Érenn
Breogan y la Torre de Hercules

Archivo del blog

2022

2021

2020

2019

2018

2017

2016

2015

2014

2011

2008

2007