En el sistema educativo irlandés el plan de estudios en los colegios irlandeses lo establece su Ministerio de Educación y es el mismo para todos los colegios de Irlanda.


Los colegios irlandeses siguen un plan de estudios establecido por el Departamento de Educación Irlandés, y todos sus estudiantes siguen los mismos cursos y tienen los mismos exámenes oficiales, a pesar de los diferentes tipos de colegio en los que estudien. En el Ciclo Júnior los estudiantes normalmente tienen un mínimo de 7 asignaturas y en el examen oficial un mínimo de 6.

Las asignaturas más comunes para el Leaving Certificate (examen oficial realizado para pasar al siguiente ciclo) son Matemáticas (obligatoria), Inglés (obligatoria) e Irlandés.

El irlandés es la lengua original de Irlanda que se hablaba hace cientos de años. Hoy en día todavía se habla en algunas áreas rurales. Los estudiantes internacionales no están obligados a estudiar esta asignatura. Normalmente los estudiantes internacionales utilizan estos períodos de tiempo para estudio personal, o también pueden tomar parte de asignaturas extra o clases extra de inglés, cuando estén disponibles.

Existe una amplia selección de asignaturas optativas, como:

Lenguas modernas (Normalmente Francés, Alemán, Italiano, Español, pero estudiantes deben ser capaces de examinarse en su propio idioma) **, Física, Química, Biología, Historia, Geografía, Economía, Música, Informática, Contabilidad, Arte, Dibujo Técnico, Ingeniería, Economía doméstica, Etc.


Proceso de matrícula en los colegios

Para matricular a vuestros hijos en un colegio irlandés el proceso varía de unos colegios a otros, y la decisión de aceptar a un estudiante depende totalmente de cada centro ya que tienen una autonomía absoluta en este sentido. Ningún colegio irlandés aceptaría una matrícula de un estudiante extranjero si los padres del alumno no son residentes en el país o se ha designado un tutor o coordinador para hacer las funciones correspondientes a los padres durante su estancia en Irlanda. Es por esto que comúnmente son agencias las que se encargan de estas tareas además de la gestión de la familia de acogida de los estudiantes, qué es la opción más habitual actualmente.

Habitualmente algunas familias nos comentan que han contactado con los colegios pero que no han obtenido respuesta, y entendemos que no se han parado a pensar por un momento la responsabilidad que aceptaría un colegio en los cuidados de vuestros hijos a nivel extraescolar, si no hay un tutor designado en Irlanda para llevar a cabo todas esas funciones tan imprescindibles cuándo se habla de menores de edad.

En Irlanda no existe un sistema de asignación de plazas por puntuaciones o similares como ocurre en España según las diferentes Comunidades Autónomas y la demanda de la zona, y en general muchos colegios ya tienen trato con agencias que durante muchos años les garantizan que los estudiantes están bien cuidados y qué harán bien sus funciones de intermediación con el colegio, el alumno, las familias de acogida, y sus padres en España. Pero sin duda lo más importante es tener un expediente académico al menos decente, ya que suele ser el factor de decisión principal de los directores de los colegios cuando tienen donde elegir.

Muchos colegios en Irlanda tienen largas listas de espera, a pesar de lo cual GMR destaca por su efectividad a la hora de conseguir plazas en colegios que habitualmente son complicados gracias a nuestro contacto continúo con muchos de ellos cada año.

Preguntas frecuentes

Sin lugar a dudas el realizar un año escolar completo en Irlanda supone la experiencia definitiva tanto a nivel personal y emocional como sobre todo para el aprendizaje del idioma. Hay que tener en cuenta, que el primer trimestre es el más exigente y el más estrenaste para el estudiante. Normalmente, es después de ese esfuerzo inicial cuando se comienza a entender mejor a los nativos y a disfrutar de la experiencia en Irlanda. Si tuviésemos que valorar el progreso en un año, en GMR diríamos que en un trimestre se progresa dos partes de las cinco que se harían en el año completo.
 

No, la asignatura de irlandés es obligatoria en Irlanda para todos los estudiantes irlandeses. No obstante son comprensivos en este aspecto y entienden que los extranjeros como nosotros no tenemos base para aprender ni tampoco ninguna necesidad ni obligación. 

Los colegios en Irlanda suelen ofrecer diferentes opciones sustitutivas a la asignatura de irlandés. En algunos colegios se les ofrecen clases de inglés extra a los estudiantes extranjeros. Otros nos dicen que los estudiantes deben de estar en clase pero pueden hacer sus deberes o dedicarse a otras cosas en silencio. En algunos casos sabemos que los estudiantes pueden estar fuera del aula para estudiar. En definitiva no cursar irlandés o no atender a esta materia en los colegios no significa que se pierdan dichas horas de clase.

Las fichas de nuestros colegios se actualizan de año en año y las asignaturas que ofrece cada uno están al día. No obstante los colegios ofrecen determinadas asignaturas optativas que después no se llegan a cursar por falta de estudiantes que las solicitan.

Esto es habitual en todos los colegios, es decir, se ofrecen determinadas asignaturas y se espera a que los estudiantes las soliciten. En este sentido los colegios muchas veces juegan en favor de mantener a algunos de sus profesores lógicamente, y tratan de hacer grupos para determinadas asignaturas en las que son especialistas. No existe ningún tipo de trato discriminatorio hacia españoles u otros extranjeros en este sentido. Nosotros dada nuestra relación con los colegios y los números que manejamos con muchos de ellos hacemos bastante fuerza a la hora de escoger asignaturas.

Efectivamente una parte muy importante en la calificación de los profesores a nuestros estudiantes en Irlanda, se basa en su comportamiento y ganas de trabajar. En esto nos llevan años luz de ventaja. Las calificaciones en Irlanda, y especialmente a los estudiantes extranjeros que están realizando un esfuerzo extra con el idioma tienen mucha base en el esfuerzo y el trabajo y no tanto en los resultados de los exámenes. En Irlanda no se mandan para casa tantos deberes como en España, pero si se pide a los estudiantes que trabajen bien en clase y tengan actitud.

En algunas ocasiones hemos visto boletines de notas en los que todos los profesores hacen el mismo comentario sobre un mismo alumno, es decir "puede pero no quiere", incluso algunos indican que les van a suspender por este tipo de actitud. Por esto muchos de nuestros estudiantes en Irlanda ganan en madurez y responsabilidad enormemente para aprobar su curso escolar. Aconsejamos por tanto que motiven a sus hijos a trabajar en clase y a tener voluntad y buena actitud para aprobar el curso.

Artículos relacionados